El Reiki es un sistema natural de armonización y de recuperación energética con el fin de beneficiar la salud, despertando el poder que habita dentro de nosotros, captando, modificando y potenciando la energía.
Esta energía es canalizada por medio de la imposición de manos por una persona iniciada en Reiki, bien a sí misma como terapia de Reiki de auto-curación o bien a otras personas.
El Reiki es una terapia efectiva, sencilla y poderosa que puede ser aplicada en cualquier momento y lugar, que no precisa de ningún equipamiento más allá del uso de nuestras propias manos.

TRABAJA VARIOS ASPECTOS

· Físico: Para mejorar cualquier dolencia del cuerpo.
· Emocional: Para trabajar sobre problemas emocionales, insatisfacción, miedo, malestar, ira, ansiedad, depresión, fobias…
· Mental: Insomnio, estrés, etc.
· Espiritual: Paz, armonía, felicidad.